Testimonios - Juan Rodríguez Homeópata

Principales aplicaciones de la homeopatía

La homeopatía se puede usar con distintos fines. Sus aplicaciones son diversas y, en ocasiones, mucho más variadas de lo que nos podemos imaginar.

Entre las enfermedades que se benefician de los tratamientos homeopáticos podemos destacar:
Procesos agudos:: ayuda en casos de traumatismos, infecciones, diarreas, alergias, etc.
Patologías crónicas y recurrentes: modifica la predisposición a enfermar del paciente y mejora el control de sus síntomas.
Cuidados paliativos: la homeopatía alivia los efectos secundarios de otros tratamientos.
Problemas dermatológicos: eczemas, urticarias y acné se benefician de un tratamiento homeopático.
Dolores ginecológicos: su aplicación ayuda en el síndrome premenstrual, con el dolor durante la regla así como en la menopausia.

En este listado también se podrían incluir otros problemas como digestivos, oftalmológicos, pediátricos, etc. ¿En qué te ha ayudado a ti la homeopatía?